Esta es la categoría con la que se publicarán las noticias de la Vuelta en Media->Magacín

El italiano Cimolai gana el primer asalto y se pone líder con polémica final / El Diario Vasco

El ciclista italiano Davide Cimolai (Israel Cycling Academy) ha acabado llevándose la primera etapa de la XXXIV Vuelta Ciclista a Castilla y León en la que inicialmente se había impuesto el burgalés Carlos Barbero (Movistar), relegado hasta la quinta plaza al estimar el jurado técnico que realizó una maniobra irregular en el esprint.

A pesar de que la reclamación había partido del Euskadi-Murias, su corredor implicado en la llegada en Castrojeriz (Burgos), Enrique Sanz, tuvo que conformarse con la segunda plaza ya que el ciclista italiano no había cometido ninguna irregularidad ni tampoco se había beneficiado de la maniobra sancionada a Barbero.

De esta forma, la etapa entre las localidades burgalesas de Belorado y Castrojeriz, de 181 kilómetros, la más larga de esta edición, llevó la primera polémica a la carrera.

La toma de contacto con esta edición de la Vuelta Ciclista a Castilla y León exigió un esfuerzo extra al pelotón de 177 corredores que, desde la primera pedalada, intentaron dejar sobre el asfalto todo el espectáculo del ciclismo, a pesar de que las inclemencias meteorológicas amenazaban, como luego se confirmó, con un terreno complicado.

Las primeras escaramuzas mostraron las intenciones de unos y otros por coger mínimas ventajas, casi de inmediato anuladas, hasta que en el kilómetro 16 surgió un grupo de cuatro unidades, luego cinco, tras la incorporación de Álvaro Trueba (Sporting Tavira).

Entre los escapados una de las piezas más importantes del anfitrión, al menos por la zona que cubría esta primera etapa, las tierras burgalesas, cuya escuadra que da su nombre, tiene en Jaume Sureda a uno de los ciclistas más importantes, a los que acompañaron Omar Mendoza (Manzana Postobon), José Toribio (Matrix) y Bruno Silva (Efapel).

Diferentes nacionalizadas en la fuga, pero que se pusieron de acuerdo para imprimir un fuerte ritmo que permitió ampliar la brecha sobre un pelotón, ya fragmentado, de más de 5 minutos.

Las diferencias fueron disminuyendo ante el empuje en las primeras unidades de los perseguidores de los Movistar e Israel, pero todavía tardaron en dar caza a los cinco fugados hasta superar el centenar de kilómetros por la dureza de la subida a Altotero, unido a la lluvia intermitente y la aparición de un fuerte viento de cara con ráfagas de más de 70 kilómetros por hora.

Precisamente el temido viento cortó en dos el pelotón tras la caza con un primer grupo de unas 80 unidades, donde de nuevo el Movistar Team se mostraba muy activo, sin duda preparando la llegada a su jefe de filas, Carlos Barbero.

Finalmente, el trabajo de desgaste dio resultado y se produjo la fuga definitiva en los últimos kilómetros, con diez unidades, entre ellas cuatro integrantes del Movistar Team, que prepararon el terreno para que acabara rematando Barbero que se impuso en un apretado esprint al italiano Davide Cimolai (Israel Cycling Academy).

La reclamación posterior le privó del triunfo final por una maniobra irregular y este fue a parar a manos del corredor transalpino.

La etapa de mañana, de 170,3 kilómetros, transcurrirá por tierras palentinas, entre Frómista y Villada, con la posibilidad de que también el viento pueda jugar una mala pasada y decidir la suerte en la llegada.

Cimolai, primer líder tras un final polémico / La Opinión de Zamora

Barbero, que se impuso al sprint, fue sancionado en favor del italiano

El italiano Davide Cimolai (Israel Cycling Academy) acabó llevándose la primera etapa de la XXXIV Vuelta Ciclista a Castilla y León en la que inicialmente se había impuesto el burgalés Carlos Barbero (Movistar), relegado hasta la quinta plaza al estimar el jurado técnico que realizó una maniobra irregular en el esprint.

A pesar de que la reclamación había partido del Euskadi-Murias, su corredor implicado en la llegada en Castrojeriz (Burgos), Enrique Sanz, tuvo que conformarse con la segunda plaza ya que el ciclista italiano no había cometido ninguna irregularidad ni tampoco se había beneficiado de la maniobra sancionada a Barbero. De esta forma, la etapa entre las localidades burgalesas de Belorado y Castrojeriz, de 181 kilómetros, la más larga de esta edición, llevó la primera polémica a la carrera.

La toma de contacto con esta edición de la Vuelta Ciclista a Castilla y León exigió un esfuerzo extra al pelotón de 177 corredores que, desde la primera pedalada, intentaron dejar sobre el asfalto todo el espectáculo del ciclismo, a pesar de que las inclemencias meteorológicas en un terreno complicado.

Las primeras escaramuzas mostraron las intenciones de unos y otros por coger mínimas ventajas, casi de inmediato anuladas, hasta que en el kilómetro 16 surgió un grupo de cuatro unidades, luego cinco, tras la incorporación de Álvaro Trueba (Sporting Tavira).

Diferentes nacionalidades en la fuga pero que se pusieron de acuerdo para imprimir un fuerte ritmo que permitió ampliar la brecha sobre un pelotón, ya fragmentado, de más de 5 minutos.

Las diferencias fueron disminuyendo ante el empuje en las primeras unidades de los perseguidores de los Movistar e Israel, pero todavía tardaron en dar caza a los cinco fugados hasta superar el centenar de kilómetros por la dureza de la subida a Altotero, unido a la lluvia intermitente y la aparición de un fuerte viento de cara, con ráfagas de más de 70 kilómetros por hora que hacían muy complicado el avance.

Precisamente el temido viento cortó en dos el pelotón tras la caza con un primer grupo de unas ochenta unidades, donde de nuevo el Movistar Team se mostraba muy activo, sin duda preparando la llegada a su jefe de filas en esta ronda regional, el buraglés Carlos Barbero.

Finalmente, el trabajo de desgaste por parte de Movistar dio resultado y se produjo la fuga definitiva en los últimos kilómetros, con diez unidades, entre ellas cuatro integrantes del UCI World Team español, que preparó a la perfección el terreno para que acabara rematando Barbero en la recta final. Un trabajo que también ejecutó de forma efectiva pues cruzó la línea de meta en un apretado esprint por delante del italiano Davide Cimolai (Israel Cycling Academy).

Barbero era profeta en su tierra y se convertía en el primer líder de la carrera. Sin embargo, la posterior reclamación por una maniobra irregular al utilizar las manos para separarse del corredor transalpino le costó la victoria y el primer puesto provisional. Acabó quinto y Cimolai, en lo más alto.

La etapa de mañana, de 170,3 kilómetros, transcurrirá por tierras palentinas, entre Frómista y Villada, con la posibilidad de que también el viento pueda jugar una mala pasada y decidir la suerte en la llegada.

Cimolai, tras desclasificar a Barbero / Ciclo 21

El local Carlos Barbero fue el primero en cruzar la meta inicial de la Vuelta a Castilla y León en Castrojeriz tras ser el más rápido de un grupo de 10 corredores que se destacó en los 10 kilómetros finales. Pero el jurado técnico apreció una acción irregular del corredor del Movistar por lo que el triunfo y el liderato pasa al italiano del Israel, Davide Cimolai.

Barbero, descalificado tras imponerse en la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León / El Norte de Castilla

El burgalés gana el sprint en Castrojeriz, pero acaba descalificado por los jueces por una maniobra irregular

Los jueces de la Vuelta Ciclista a Castilla y León han desclasificado al ciclista burgalés Carlos Barbero (Movistar), por una maniobra irregular en el esprint de la meta de Castrojeriz, por lo que la victoria final fue para el corredor italiano Davide Cimolai (Israel Cycling Academy), por delante de Enrique Sanz Unzue (Euskadi-Murias) y del también italiano Niccolo Bonifazio, de la escuadra francesa Total Direct Energie.

Tras visionar en repetidas ocasiones los metros finales de la etapa, los jueces consideraron que Barbero se cruzó de forma irregular en la trayectoria de Enrique Sanz. El presidente del Club Ciclista Cadalsa, organizador de la Vuelta, y director general de la carrera, Laudelino Cubino, aseguró que se trata de una interpretación de los jueces, mientras que Barbero, que no podía ocultar su enfado, aseguró que el cambio de trayectoria en esprint estuvo provocado pro el viento.

Marcada por el fuerte viento y la lluvia que acompañó al pelotón desde el inicio de una jornada de 181 kilómetros, que arrancó en Belorado, la primera escapada de la etapa se formó en el kilómetro 16 y estuvo integrada por Jaume Sureda (Burgos BH), Omar Mendoza (Manzana-Postobon), Jose V. Toribio (Matrix Powertag) y Bruno Silva (Efapel). A la altura del kilómetro 36 los escapados, a los que se había unido Álvaro Trueba (Sporting- Tavira), disponían de una ventaja que rondaba los cinco minutos.

Por el Alto de Valmala, de segunda categoría y primera dificultad montañosa de la carrera, Jaume Sureda coronó en cabeza por delante de Bruno Silva. La carrera se fue tensando y a la altura de kilómetro 46, antes de la meta volante de Atapuerca, por la que también pasó en primer lugar Sureda, el pelotón se rompió en tres grupos. Entonces, cuando la lluvia hizo su aparición con fuerza, la diferencia de los cinco escapados con el grupo era de dos minutos y 20 segundos.

Durante varios kilómetros las diferencias se estabilizaron por debajo de los tres minutos, pero el puerto de Altotero, el único de primera categoría de la Vuelta, hizo mella en los fugados. Aunque pasó en cabeza Bruno Silva, con una diferencia de 13 segundos sobre sus compañeros de escapada y de 45 segundos sobre el pelotón, poco después de coronar la escapada fue neutralizada.

A 70 kilómetros de la meta, con el viento de cara y con la lluvia como testigo, el Movistar tomó el mando de un grupo integrado por unos cincuenta corredores. Por el alto de Coculina, de tercera categoría y última dificultad montañosa de la jornada, el portugués Antonio Angulo (Efapel) paso en cabeza, por delante de Sureda, mientras que el grupo principal, del que también tiraba Euskadi Murias y Caja Rural-RGA ganaba unidades.

A 14 kilómetros del final comenzaron los intentos de fuga hasta que a cuatro kilómetros de la meta se formó una escapada con diez corredores entre los que se encontraba Carlos Barbero y otros tres compañeros suyos del Movistar, que a cuatro kilómetros para la meta aventajaban al grupo en un minuto y diez segundos.

Hoy se disputa la segunda etapa por tierras palentinas. El pelotón, siguiendo el Camino de Santiago, saldrá de Frómista para culminar en Villada los 170,3 kilómetros de recorrido de una etapa llana, aunque incluye en su arranque dos puertos de tercera categoría, el alto de Tamara en el kilómetro 9 y el alto Magú en el 22,7.

Barbero lamenta su desclasificación en la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León “ya que el segundo dijo que no vio nada raro en el esprint” / ICAL News

El ciclista burgalés Carlos Barbero (Movistar), que fue desclasificado por una maniobra irregular en el esprint de la meta de Castrojeriz en la primera etapa de la Vuelta Ciclista a Castilla y León disputada hoy, se mostró contrariado por el criterio de los jueces, máxime después del gran trabajo de su equipo. “El segundo clasificado, Enrique Sanz, comentó que él no había visto nada raro, pero la decisión es evidente que ya está tomada y no hay muchos más que hablar”, declaró.

Gran triunfo de Carlos Barbero / Diario de Burgos

El ciclista burgalés gana la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León con final en Castrojeriz y es el primer líder de la carrera

El ciclista burgalés Carlos Barbero ha ganado la primera etapa de la Vuelta a Castilla y León, con final en Castrojeris, se sitúa como líder de la prueba. Barbero se impuso en el sprint final y corrobora su condición de favorito para luchar por la victoria final. Esta primera etapa de la Vuelta a Castilla y León ha salido de Belorado y ha sido dominada por el Movistar, que primero ha echado abajo la fuga donde iba Jaume Sureda (Burgos BH) y luego ha controlado los últimos kilómetros para lanzar a Carlos Barbero.

Barbero se convierte en profeta en su tierra: gana la etapa y se coloca líder / La Vanguardia

El corredor burgalés del Movistar Carlos Barbero cumplió los pronósticos e hizo valer la gran preparación de su equipo para imponerse en la primera etapa de la XXXIV Vuelta Ciclista a Castilla y León entre localidades burgalesas de Belorado y Castrojeriz y colocarle en lo más alto de la general.

La escapada dentro del tramo final, ya en las inmediaciones de la línea de meta, con una escapada de diez unidades a cuatro kilómetros del final, con cuatro integrantes de la escuadra más poderosa, que adquirió una renta de más de un minuto, puso en bandeja el triunfo para uno de los mejores llegadores de la ronda.

Victoria en la primera etapa y liderato para el burgalés que se convierte, de este modo, en «profeta» en su tierra y pone las bases para luchar por un triunfo que se le escapó en la pasada edición

Carlos Barbero: profeta en su tierra, gana la etapa y se coloca líder / Marca

El burgalés del Movistar Carlos Barbero cumplió los pronósticos e hizo valer la gran preparación de su equipo para imponerse en la primera etapa de la XXXIV Vuelta Ciclista a Castilla y León, entre las localidades burgalesas de Belorado y Castrojeriz. Con este triunfo se coloca también en lo más alto de la general.

La escapada dentro del tramo final, con una escapada de diez unidades a cuatro kilómetros del final, adquirió una renta de más de un minuto y puso en bandeja el triunfo para uno de los mejores llegadores de la ronda.

Victoria en la primera etapa y liderato para el burgalés que se convierte, de este modo, en profeta en su tierra y pone las bases para luchar por un triunfo que se le escapó en la pasada edición.

Barbero se convierte en profeta en “su” Castilla y León / El Mundo Deportivo

Ha ganado la primera etapa en su casa para ser el primer líder de la carrera

El corredor burgalés del Movistar Carlos Barbero cumplió los pronósticos e hizo valer la gran preparación de su equipo para imponerse en la primera etapa de la XXXIV Vuelta Ciclista a Castilla y León entre localidades burgalesas de Belorado y Castrojeriz y colocarle en lo más alto de la general.

La escapada dentro del tramo final, ya en las inmediaciones de la línea de meta, con una escapada de diez unidades a cuatro kilómetros del final, con cuatro integrantes de la escuadra más poderosa, que adquirió una renta de más de un minuto, puso en bandeja el triunfo para uno de los mejores llegadores de la ronda.

Victoria en la primera etapa y liderato para el burgalés que se convierte, de este modo, en «profeta» en su tierra y pone las bases para luchar por un triunfo que se le escapó en la pasada edición.

Barbero se estrena en casa / Ciclo 21

El local Carlos Barbero es el primer líder de la Vuelta a Castilla y León tras ser el más rápido de un grupo de 10 corredores que se destacó en los 10 kilómetros finales. El corredor del Movistar -octava victoria del año- no desaprovechó la ocasión para estrenarse en la campaña 2019 y apuntarse su decimosexto éxito como profesional.