Mihkel Räim gana la segunda etapa en Castilla y León

El ciclista estonio del Israel Cycling Academy, Mihkel Räim (1993), ganó este sábado al sprint la segunda etapa de la Vuelta Ciclista a Castilla y León, después de una larga escapada iniciada por nueve corredores que finalmente se quedaron en siete y fueron absorbidos por el pelotón a nueve kilómetros de la meta en el Paseo de la Julia, en Palencia.

Carlos Barbero, del Movistar Team, conserva el liderato de la carrera, mientras que Jon Aberasturi, del Euskadi Basque Country-Murias, que fue segundo en la capital palentina, mantiene la segunda plaza en la general, a sólo un segundo del líder.

El tercer puesto, a 9 segundos, es para Enrique Sanz, del Euskadi Basque Country-Murias, que también fue tercero en la etapa de este sábado, demostrando la pujanza de un equipo vasco que, además de tener a Eduard Prades en la cuarta posición, ha tenido un gran protagonismo en esta segunda etapa.

Y ello porque, además de haber estado a punto de lograr el triunfo de etapa y de colocar a dos de sus corredores en segunda y tercera posición, ha contribuido de forma decisiva, junto al Movistar Team, a echar abajo la fuga de hasta nueve corredores que ha protagonizado 146 de los 183 kilómetros de la etapa.

Tras las clásicas escaramuzas iniciales, no fue hasta el kilómetro 32 cuando se consolidó una escapada protagonizada inicialmente por siete corredores: Escapados: J. Silva del Caja Rural; Á. Madrazo del Delko; T. Williams del Israel C.; M. Baudes del Team Euskadi; D. Whitehouse del I. Stradelli: M. Jurado del Efapel y R. Chalapud del Medellín.

Poco después se sumaron a la fuga F. Duarte del M. Postobón y 52 D. Fernández del Delko Marseille Provence K, que en el kilómetro 102 tuvo que retirarse como consecuencia de una caída.

Poco a poco, los escapados fueron incrementando la diferencia con un pelotón que les dejaba hacer, hasta alcanzar una ventaja máxima de 3 minutos y 45 segundos a la altura del kilómetro 79, durante el primer paso de los corredores por la capital palentina.

A partir de ese momento, las diferencias se fueron estirando y reduciendo hasta que los componentes del Movistar y del Euskadi Murias, que son los que han controlado la carrera, se pusieron a tirar y fueron reduciendo poco a poco las diferencias hasta tirar abajo la escapada a 9 kilómetros de la meta.

Antes, a 45 kilómetros del final, uno de los escapados, Marc Buades, había pinchado y, aunque se reincorporó poco después al resto de compañeros escapados, finalmente pagó el esfuerzo y se descolgó de sus compañeros de fuga, reintegrándose al pelotón principal.

A partir de ese momento, la diferencia cercana a los dos minutos fue reduciéndose sin parar gracias al trabajo de los dos equipos más interesados en echar abajo la fuga, de manera que a nueve kilómetros del final, los siete escapados fueron ‘cazados’ por el pelotón.

Ya en la meta del Paseo de la Julia se impuso al sprint el esloveno Mihkel Räim, por delante de Jon Aberasturi y Enrique Sanz, que también quedan segundo y tercero en una general que sigue liderada por Carlos Barbero.

De esta manera, la XXXIII Vuelta a Castilla y León se decidirá este domingo en Ávila, tras una etapa rompepiernas de 165,6 kilómetros que, tras partir de Segovia, llegará a la Plaza de Santa Teresa, en la capital abulense, tras haber superado cuatro puertos de montaña: dos de segunda y dos de tercera.

Además, el final de la etapa también tiene sus complicaciones, debido a las empinadas cuestas que deberán subir los corredores en paralelo al lienzo sur de la muralla.

Sport

Compártelo!